CUANDO CURAS EL OLVIDO, CURAS A MILES

TÚ PUEDES CURAR EL OLVIDO, ACUÉRDATE DE DONAR

Crisis Olvidadas

Millones de personas mueren cada año en crisis humanitarias olvidadas. Cuando la atención de los grandes medios de comunicación desaparece, también muchas organizaciones de ayuda se van. Mientras los conflictos más mediáticos – como Ucrania, Irak o Siria- dominan la cobertura de temas internacionales, miles de personas, alejadas de las cámaras, mueren sin que nadie siquiera sepa de su sufrimiento, sin que nadie sepa que ese dolor era evitable, era prevenible. Estas personas mueren de olvido.

La independencia y la neutralidad de Médicos Sin Fronteras (MSF) nos dan la oportunidad de ayudar a estas poblaciones con necesidades, sin importar dónde están, quiénes son, o por qué se encuentran en esa situación.

Hablando públicamente sobre estas poblaciones olvidadas, podemos conseguir mayor atención sobre estas crisis, y con ello, intentar un cambio positivo para estas difíciles realidades.

MSF está donde otros no llegan; esa es la naturaleza e impulso de la organización. Eso no quiere decir que no levantemos la voz, indignados, frente a la falta de respuesta de la comunidad internacional, de los gobiernos, de quienes pueden hacer la diferencia y miran hacia otro lado, olvidan.

aq_block_4

Qué es una Crisis Olvidada

Muchas personas sobreviven diariamente en situación de necesidad, pero ¿cuándo estas condiciones pasan de llamarse necesidad a crisis humanitaria? Entendemos que una crisis humanitaria ocurre cuando un evento, sea natural o causado por el hombre, provoca un aumento súbito y excesivo en la mortalidad y/o del sufrimiento humano. Conflictos armados, epidemias, desastres naturales… todos aquellos eventos que llegan a superar la capacidad de la población para afrontarlos. Crisis humanas que, a falta de respuesta, se enquistan y se convierten en males crónicos.

Mientras el mundo occidental debate con preocupación a diario las crisis financieras, muchos países viven otro tipo de crisis, que en vez de llevarse por delante millones en dinero, empleos o puntos bursátiles, hacen lo propio con cientos y miles de vidas. Pero ellas no salen en las noticias a diario, y a su sufrimiento de hoy se suma el riesgo del olvido y la falta de respuesta; su ausencia de la conciencia pública disminuye la presión sobre gobiernos y agencias humanitarias por “hacer algo”. Por eso, cuando hablamos de crisis olvidadas, nos referimos a estas personas que viven en lugares donde el sufrimiento humano a gran escala ha dejado de ser noticia y donde la atención médico-humanitaria es alarmantemente insuficiente.

Vulnerabilidad de la población afectada

Diferentes poblaciones cuentan con diferentes capacidades para afrontar una crisis. Un desastre natural o causado por el hombre no tiene las mismas consecuencias en un país que en otro, incluso en una región u otra del mismo país. La otra cara de la moneda es la vulnerabilidad de la población. Dicha vulnerabilidad aumenta por la falta de servicios que el Estado puede o quiere prestar a dicha comunidad, por la red de apoyo social con la que cuenta la población, el agotamiento de recursos frente a una crisis que se prolonga, entre otras circunstancias.

La cobertura mediática

El desarrollo actual de los medios de comunicación y las redes sociales, su presencia global, nos acerca hoy al dolor y sufrimiento de otros seres humanos en la distancia.

Efectivamente, cuando los medios coinciden en la cobertura de un tema, pueden forzar decisiones de índole política y acelerar procesos de gestión y decisión. Pero la atención sobre este tipo de asuntos sucede durante la explosión de la crisis o cuando ha desbordado los límites del desastre. Indefectiblemente, al poco tiempo, se abandonan, se olvida la fase crónica de las mismas… se sustituyen. Y en ocasiones, las declaraciones de intenciones de los Estados sobre su implicación y distribución de fondos caen junto con la atención de los medios.

De acuerdo con el académico Samuel Toledano:

"Los medios de comunicación son actores a tener en cuenta en la gestión y resolución de catástrofes y crisis humanitarias, pues la mayor parte de las veces constituyen la única fuente de información para la población de los países que no la sufren… Las cámaras de televisión y los medios de comunicación constituirían la garantía de unas relaciones internacionales más solidarias, al obligar a los Gobiernos a mirar de frente a las situaciones de injusticia."

La ayuda pública

Los fondos destinados a la ayuda humanitaria internacional siguen reduciéndose, mientras que las crisis que han de enfrentar aumentan en número y complejidad.

Según el informe 'La acción humanitaria en 2012-2013: instalados en la crisis’, elaborado por el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH) con la colaboración de Médicos Sin Fronteras (MSF), los efectos de la crisis económica se reflejaron en los presupuestos de ayuda humanitaria de los principales países donantes. La distribución de fondos se redujo en un 11% entre 2011 y 2012, pasando de 9,600 a 8,600 millones de euros. Estos recortes dan a entender que la mayoría de los organismos internacionales y gobiernos donantes se han instalado en un notable conformismo: no hay voluntad política ni financiera para reaccionar con vigor a las emergencias, derivadas de conflictos o desastres naturales, que más sufrimiento causan.

aq_block_18

Metodología del informe

Se seleccionaron 7 canales de televisión nacional mexicana, que representan más del 90% de la audiencia en este medio. De esta lectura se obtuvieron un total de 186,958 notas para los primeros seis meses del año 2014.

Para poder valorar la presencia de estas crisis olvidadas que afectan a miles de personas en estas poblaciones condenadas al olvido, se realizó un monitoreo de la prensa mexicana en televisión durante los primeros seis meses de este año 2014. A partir de los resultados, brindados por Medialog, una empresa especializada en monitoreo de medios en México, se llegaron a algunas conclusiones respecto a la aparición de estos temas en la agenda nacional mexicana de prensa.

De estas 186,958 notas, 44,971 corresponden a temas generales (sociedad, seguridad, interior del país, política nacional, mundo, economía y finanzas, ciudad de México, tecnología, deportes, cultura y espectáculos) que aparecieron en los noticieros y programas de opinión de los principales canales de televisión. Así se desglosó la cobertura:

aq_block_22
Política nacional:
12%
Aspectos sociales y comunitarios nacionales:
28%
Seguridad pública:
14%
Interior del país:
12%
Mundo (Internacionales):
11%

Entre los casos específicos que más destacaron en la televisión nacional se encuentran: la crisis de violencia en Michoacán, las reformas estructurales y los escándalos de corrupción. No hubo ningún tema de crisis humanitaria internacional entre los primeros lugares de interés.

El tema de salud pública más importante en los medios de comunicación sigue siendo la Influenza. Mientras, con relación a la agenda internacional, con pocas menciones pero con una presencia constante en los medios fueron las crisis políticas de Ucrania, Irak y Siria. En un segundo nivel, con menor cantidad aún de menciones, pero con apariciones esporádicas en la prensa se encuentran el secuestro de niñas en Nigeria y la crisis por niños centroamericanos migrantes.

A pesar que durante el mes de junio surgieron muchos artículos sobre la situación de los migrantes, estas menciones siguen siendo poco representativas en la agenda general de información.

Sin embargo, las crisis médico humanitarias en África virtualmente no existen como tema de interés en la prensa mexicana.

De este análisis realizado con el Sistema Medialog, se deduce que el nivel de interés que los medios y la opinión pública dan a estas tragedias humanas es del 0.07%.

Las Crisis

Convocatoria

Deseamos invitar a la comunidad universitaria del país a que participe en una iniciativa que permita involucrar a los estudiantes y personal académico en la difusión de nuestro mensaje humanitario.

Contacto

Preguntas, dudas... aquí estamos!

Médicos Sin Fronteras México
Avenida Cuauhtémoc No. 16, Terraza
Col. Doctores, Delegación Cuauhtémoc
O6720 Ciudad de México





Comparte: